Colecciones favoritas: Mulberry Spring 2012

1 copia2 copia

3 copia

4 copia

5 copia

6 copia

La gran referencia de la colección de primavera 2012 de Mulberry es el verano en Inglaterra. Ese en el que a veces sale el sol, pero lo más probable es que no y que, además, llueva. También es un guiño a los veranos divertidos de la infancia: helados, paseos y golosinas a pesar del mal tiempo. El pelo siempre despeinado y encrespado por el aire de la costa. La feria y el circo, espectáculos que se disfrutan mejor con el buen tiempo. Los eternos seventies.

Todo esto se recrea a partir de colores pastel que desafían al mal tiempo. Es una colección que está muy basada en la prenda exterior a pesar de estar destinada a consumirse en primavera y verano. Emma Hill – diseñadora de Mulberry – vuelve a inspirarse en sus raíces de la campiña inglesa pero adaptando la firma a los gustos de un público más joven. De esta forma, ha acabado consiguiendo una nueva generación de clientas que mueren por los it bags que salen de la mente de la directora creativa. Uno de sus mayores éxitos en la marca ha sido precisamente este: acercar la marca a las it girls (creando bolsos como el Alexa y el Del Rey), convirtiendo sus productos en objetos de culto para las nuevas generaciones y, lo que es más importante, reconocibles internacionalmente.

7 copia

9 copia

8 copia

Claves de la colección

Estilo ladylike a partir de leggings de canalé y anoraks para la lluvia en la playa.

Cazadoras de cuero en tonos pastel.

Bordados de pedrería.

Maxi vestidos de gasa. Color-block.

El estampado animal aparece en el calzado y en los bolsos míticos de la marca (el Alexa y el Bayswater), que también se tiñen de colores brillantes.

10 copia

El show de Mulberry Spring 2012. Se celebró en septiembre de 2011 dentro del marco de la London Fashion Week. Tuvo lugar en el salón de baile del Hotel Claridge, en Londres, convertido en el mítico de pier de Brighton repleto de globos con forma de animal (cebras, jirafas, leopardos), luces de neón y kioscos en los que se servían helados, golosinas y limonada (rosa). Las modelos salían a la pasarela de una gran boca de labios rojos, como de uno de esos túneles del terror con payasos que salen en las películas.

Emma Hill abandonó la dirección creativa de Mulberry en 2013 tras presentar la colección de primavera/verano 2014, alegando diferencias (creativas y estratégicas) con Bruno Guillon, presidente de la firma. La nueva estrategia pretende acercar Mulberry al lujo y la exclusividad. Un cambio de rumbo notable después del aperturismo de la era Hill que tan buenos resultados les ha aportado.

Imágenes de style.com + elle.com.