Premios Oscar 2015: Las cinco películas nominadas al Mejor Vestuario

1. Mark Bridges, por Inherent vice.

Inherent vice

Según Bridges, una cualidad imprescindible en un diseñador de vestuario es la paciencia. Estudió teatro en la Universidad Stony Brook, pero se pasaba todo el tiempo en el taller de vestuario. Cuando se dio cuenta de que esa era su pasión, se matriculó en la Universidad de Nueva York y consiguió el título de Diseño de vestuario. Su primer trabajo para cine fue como ayudante de Colleen Atwood (otra de las nominadas) en Casada con todos (1988). Después colaboró con Richard Horning en Muerte entre las flores (1990). En 1995 conoce a Paul Thomas Anderson y trabajan juntos desde entonces. Ha creado el vestuario de Sidney (1996), Boogie nights (1997), Magnolia (1999), Punch-drunk love (2002), Pozos de ambición (2007), The Master (2012) e Inherent vice (2014). También es el responsable del vestuario de Blow (2001), 8 millas (2002), Be cool (2005), El lado bueno de las cosas (2012) y 50 sombras de Grey (2015). Sus diseños de época para The Artist (2011) le hicieron ganar la dorada estatuilla. Confiesa que se siente muy orgulloso del trabajo que hizo en Blow y Boogie Nights, y que su película más complicada fue Pozos de ambición.

Inherent vice

Inherent vice

Mark Bridges se inspira a partir de imágenes que encuentra en revistas actuales (aunque la película sea de época) y para Inherent vice se empapó del estilo de los años setenta en Los Angeles.

Inherent vice

En este vídeo, Mark Bridges habla sobre su trabajo en Inherent vice. Fecha de estreno prevista en España: 20 de marzo de 2015.

2. Colleen Atwood, por Into the woods.

Into the woods

Ganadora del Oscar al Mejor Vestuario en tres ocasiones (Alicia en el país de las maravillas, Memorias de una geisha y Chicago), en Into the woods Colleen Atwood convierte a la bruja vieja y fea que interpreta Meryl Streep en joven y bella, Johnny Depp es un lobo y Anna Kendrick la más sofisticada de las Cenicientas.

Into the woods

Into the woods

En activo desde mediados de los ochenta, es al principio de la década de los noventa cuando comienza a participar en grandes éxitos de público y crítica como Eduardo Manostijeras (1990), El silencio de los corderos (1991) o Philadelphia (1993). Habitual en el equipo de Tim Burton, por sus manos ha pasado prácticamente todo el vestuario de sus películas: Ed Wood (1994), Mars attacks! (1996), Sleepy Hollow (1999), El planeta de los simios (2001), Big fish (2003) o Big eyes (2014), entre otras. Los grandes premios han venido de la mano de Rob Marshall, con quien ha colaborado en los musicales Chicago y Nine y en Memorias de una geisha. Quién sabe si tras la reunión de este tándem perfecto en  Into the woods volverá a sonar la flauta. De momento parte como la favorita para hacerse con el premio.

Into the woods

En este vídeo, Colleen Atwood, Rob Marshall y Meryl Streep hablan sobre el vestuario de la película.

3. Milena Canonero, por El gran Hotel Budapest.

The grand Hotel Budapest

Milena Canonero son palabras mayores. Debutó con Stanley Kubrick vistiendo a la pandillita de La naranja mecánica (1971) y a partir de ese momento no ha dejado de participar en películas icónicas. Con Kubrick volvió a trabajar en Barry Lyndon (por la que ganó un Oscar) y en El resplandor (1980). Su segundo Oscar llegó con Carros de fuego en 1981 y tuvo que esperar hasta 2006 para recoger el tercero por Maria Antonieta, donde diseñó más de 70 cambios de vestuario llenos de colorido solo para Kirsten Dunst. Es también la responsable del vestuario de Memorias de África (1985), mi favorita y eterna fuente de inspiración para muchos diseñadores.

The grand Budapest hotel

The grand Budapest hotel

The grand Budapest hotel

En El gran Hotel Budapest, Milena Canonero se ha inspirado en la obra de fotógrafos como Man Ray y George Hurrell; y en pinturas de Gustav Klimt, Kees van Dongen, Tamara de Lempicka o George Grosz. El resultado ha sido un vestuario muy retro y a la vez muy artístico, estéticamente perfecto, como le gusta a Wes Anderson (con quien ya trabajó en el corto Castello Cavalcanti). Prada ha contribuido con algunas piezas importantes de la película como el equipaje de Madame D (Tilda Swinton) o el trench de Jopling (Willem Dafoe).

4. Janty Yates, por Exodus: dioses y reyes.

Exodus: Gods and Kings

Para Yates, en el diseño de vestuario es imprescindible meterse en la historia y zambullirte en ella hasta que te cale en los huesos. El diseñador tiene que recorrer la línea del tiempo, el arco de transformación y vivir la historia de cada personaje. Empezó a trabajar en el cine en los años ochenta, pero no fue hasta 1993 cuando comenzaron a reconocer su trabajo en los títulos de crédito. Bad behaviour (1993), El inglés que subió una colina pero bajó una montaña (1995), Jude (1996) y Plunkett&Macleane (1999) fueron algunos de sus trabajos antes de comenzar a trabajar con Ridley Scott. En el año 2000 se encarga del vestuario de Gladiator, por el que recibe el Oscar y desde entonces no ha dejado de colaborar con el director, quien volvió a contar con ella para las cruzadas del siglo XII en El reino de los cielos (2005), para vestir a los criminales de grandes solapas en American Gangster (2007) o viajar al futuro en Prometheus (2010).

Exodus: Gods and Kings

Exodus: Gods and Kings

Janty Yates se inspira en libros de arte y está acostumbrada a vestir a cientos de personas en cada película. Para Exodus… se crearon más de 7.000 trajes diferentes, cantidad que dista bastante de los 25.000 que tuvo que preparar para Robin Hood (2010). Sin embargo, considera que Gladiator fue su película más difícil por ser la primera en la que tuvo que vestir a tantos personajes y a más de 3.500 extras cada día. El trabajo que realizó en El reino de los cielos es su favorito.

Exodus: Gods and Kings

Entrevista a Janty Yates sobre Exodus… en este vídeo.

5. Ruth Carter, por Selma.

Selma

Ruth Carter es la única candidata que aún no ha conseguido el Oscar, aunque ha estado nominada en dos ocasiones por Malcom X (1992) y Amistad (1997). En activo desde finales de los años ochenta, para el vestuario de Selma se ha inspirado en la gente que participaba en las marchas en defensa de los derechos humanos y civiles, vestidos con múltiples capas de ropa que les aislaban en caso de recibir violencia física por parte de los represores. También ha tenido en cuenta la sencillez, austeridad y a la vez elegancia de los estilismos de los oradores y principales líderes de estos movimientos.

Selma

Selma

Selma

Que gane el mejor.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s