Rita Hayworth, Jean Louis y el vestuario de ‘La dama de Shanghai’

Michael O’Hara (Orson Welles) es un buscavidas que socorre a Elsa Bannister (Rita Hayworth) durante un atraco. Esa misma noche, como agradecimiento, ella le propone trabajo como marinero en su yate de lujo. Como no parece muy dispuesto a aceptar, al día siguiente manda a su marido Arthur (Everett Sloane) para que le convenza. Todo parece una cadena de casualidades. Sin embargo, hay demasiados cabos sueltos que indican que estaba todo más que planeado. Como era de esperar, entre los tres se gesta un triángulo amoroso bastante enfermizo.

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai title

Después de Gilda, Rita Hayworth se encontraba en la cima de su carrera. Su matrimonio con Orson Welles hacía aguas y, en un intento desesperado por salvar su relación, pidió Harry Cohn – jefe de Columbia y productor ejecutivo de la película -, protagonizar el próximo trabajo de su marido. La dama de Shanghai está hecha a la medida de la actriz, que cambió su melena pelirroja por un corte radical teñido de rubio para acabar con Gilda Mundson, el personaje que le había lanzado a la fama.

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai

Jean Louis fue el responsable del vestuario de esta película. Descubierto por la actriz Irene Dunne y por la esposa de Harry Cohn, se convirtió en el jefe del departamento de vestuario de Columbia. Allí desarrolló gran parte de su carrera hasta convertirse en uno de los diseñadores de vestuario más importantes de la época dorada de Hollywood. Vistió a numerosas actrices de primer nivel como Rosalind Russell, Lucille Ball, Ginger Rogers, Kim Novak y, por supuesto, a la primera estrella, Rita Hayworth,  y con ellas también estableció una gran amistad.

El armario de Elsa Bannister

The Lady from Shanghai Court Outfit

The lady from Shanghai dresses

Tras la muerte de Harry Cohn, en Columbia prescindieron de Jean Louis y empezó a trabajar para Universal, donde vistió a Doris Day (Confidencias de medianoche, 1959), Sandra Dee o Lana Turner (Imitación a la vida, 1958). Como anécdota, esta última fue despedida de la película Anatomía de un asesinato (1959) por exigir a Jean Louis como su propio diseñador de vestuario. Y es que sus vestidos contribuían a lanzar al estrellato a quien los llevaba, por lo que frecuentemente era contratado para diseñar exclusivamente eso: los vestidos de las películas.

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai5

The Lady from Shanghai6

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai

The Lady from Shanghai

Además del vestidazo que llevaba Gilda mientras cantaba Put the blame on mame, también diseñó el de Marilyn cuando le dedicó el mítico Happy Birthday a Kennedy o el de Nancy Reagan cuando su marido fue elegido presidente.

Jean Louis diseñó el vestuario de 180 películas y fue nominado 14 veces por la Academia de cine de Hollywood. Finalmente ganó el Oscar por su trabajo en Un Cadillac de oro macizo (1956).