‘Cheer’: si tú también quisiste ser animadora, tienes que ver esta serie documental de Netflix

Y te darás cuenta de que no era oro todo lo que relucía en la afición de Kelly Kapowski, Rachel Green o Quinn Fabray.

Cortesía de Netflix.

El uniforme de las animadoras es a las series de instituto norteamericanas lo que el traje de superhéroe a las películas de Marvel. Dos prendas de escasas dimensiones que, acompañadas de un par de pompones, reúnen los superpoderes necesarios para ganarse la admiración y el respeto de todos… y, en ocasiones, también el amor del quaterback del equipo de fútbol.

Esto lo sabemos por Kelly Kapowski en Salvados por la campana, porque se tenía que quitar de encima constantemente a Zack Morris y A.C. Slater y sus constantes propuestas de citas; lo sabemos también por Rachel Green, cuando decide recuperar su uniforme de animadora – “porque nunca le había fallado” – como último recurso para ligarse al tímido Joshua en una fiesta; y también nos lo contó Quinn Fabray en Glee, cuando su estatus de animadora le exigía, además, ser un ejemplo para su comunidad. […]

Este es un extracto del artículo que escribí sobre la serie documental ‘Cheer’ de Netflix, publicado originalmente en marieclaire.es. Puedes continuar leyéndolo en su web.